You are currently viewing Yasujiro Ozu.12/12/1963

Yasujiro Ozu.12/12/1963

A Yasujiro Ozu. In memoriam. 12/12/1963 
“Si uno pudiera filmar así, como Ozu , como quien abre los ojos. Solamente mirar, sin querer demostrar nada…”.Wim Wenders. 
” El crepúsculo de Tokyo” ( Tokio Boshoku,1957) de Yasujiro Ozu. 
Chisu Ruyu , Ineko Arima, Kamatari Fujiwara, Setsuko Hara. Chihuahua Ryu 
No conocía esta joya de Ozu y la verdad es que todavía estoy extasiado despues de varios dias de verla , de ser uno de sus films menos conocidos y que fue un pequeño fracaso en su estreno. 
Quizás por que es uno de los films más tristes del director de ” Cuentos de Tokio ” o quizás por que la familia, los padres en muchos casos eran el refugio y el referente de sus personajes , cosa no tan clara en esta obra maestra.
Ozu filma sin un solo movimiento de cámara en las más de dos horas de duración. Contempla , muestra. Además utiliza los sonidos y la música casi siempre fuera de campo y lo hace con la ayuda de sus actores fetiche : Chishu Ryu y Setsuko Hara , padre e hija mayor en esta película 
El sonido de unas gotas de lluvia , hojas de periódico zarandeadas en la calle por el viento. Una vida que se despide, que abandona, que gotea su aliento aunque gima que quiere vivir. Un sonajero que recuerda la vida que no se gestó, la vida que se truncó. Despedidas, crepúsculos de vida. Todo rodado en gran medida a la hora del atardecer , del crepúsculo y en invierno , la estación menos utilizada por el autor de “Primavera tardia” o “Principios del verano”.
El señor Sugiyama (Chishu Ryu) tuvo que criar a sus dos hijas, Akiko (Ineko Arima) y Takako (Setsuko Hara), tras ser abandonado por su mujer.
Ambas tienen problemas, ya que mientras Takako mantiene una difícil relación con su esposo alcohólico, Akiko es una joven que parece algo descarriada y perdida y para más inri esta embarazada de alguien que no la quiere ni a ella ni al bebé que está en camino
La ausencia materna es muy importante en el film , pese a los esfuerzos y el cariño de un padre amoroso y tierno. 
Ozu se aproxima y mucho a otro asceta de la imagen, Dreyer y como el cineasta danés su pulso no tiembla en ningún momento para humanizar y profundizar en sus personajes. 
Sus films son una ventana abierta a la realidad más cercana de la vida japonesa. Sin aspavientos ni grandilocuencias llega donde la mayoría no llegan. Sensibilidad y mirada limpia , elementos importantes de su cine. .
Ha valido la pena esperar tanto tiempo para ver una obra de difícil visión y de no gran valoracion de Ozu , su nivel es máximo .

Jasukiro
Ozu en el centro de rodillas con gorro blanco rodeado de todo su equipo artistico:técnico de esta gran película.
Ozu play
next arrow
previous arrow