You are currently viewing Abolición de la Esclavitud

Abolición de la Esclavitud

Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud. Films infravalorados(27) “Mandingo”(1975) de Richard Fleisher. Ken Norton, James Mason, Susan George, Perry King, Roy Poole, Richard Ward, El film se desarrolla en 1840, antes de la Guerra Civil.Narra la historia de Warren Maxwell (James Mason), propietario esclavista de una plantación y, a la vez, tratante de esclavos, que los explota inhumanamente, los dedica a luchar en espectáculos públicos, fomenta la natalidad de las mujeres para vender los bebés a precios de mercado muy ventajosos, los somete a abusos sexuales, les inflinge castigos físicos y mutilaciones y dispone de sus vidas como si fueran animales de granja. Deseoso de tener un nieto, arregla el matrimonio de su hijo Hammond (Perry King) con Blanche (Susan George), hija del propietario de una plantación vecina. La unión de ambos provoca una cadena de incidencias dramáticas.Pocas películas pueden ser tan incómodas de ver como esta aportación cinematográfica al terreno de la esclavitud de los negros, que ya de antemano se distancia de las visiones dulcificadas o maniqueas propuestas anteriormente sobre la cuestión. En este caso, la mirada de tinte naturalista y sus personajes son mostrados en la cotidianeidad de sus acciones –eso es precisamente lo que nos importa más-. La película ofrece una visión brutal del trato que recibían los esclavos en las plantaciones del Sur de EEUU antes de la Guerra Civil. La obra levantó una amplia polémica, protestas y críticas, que fomentaron su éxito comercial, pero determinaron su olvido progresivo hasta el punto que en los años 90 del XX sólo se pudo encontrar una copia de la película. Muchas descalificaciones se focalizaron en los desnudos frontales, las relaciones interraciales de amor y sexo, las relaciones incestuosas entre blancos, la ninfomanía de Blanche y otros aspectos más relacionados con el mundo de los prejuicios que con el análisis de la obra, calificada por algunos como “una bocanada de aire fresco”, reflexiva, crítica y desmitificadora de la historia esclavista americana.Para controlar la situación y marcar la superioridad social sobre los negros, los amos blancos de las Haciendas prohibían a sus esclavos negros acceder a la cultura; se les prohibía leer o escribir. El que un esclavo sepa leer o escribir es motivo de castigo, lo podemos visualizar en la película. La lectura está totalmente prohibida entre los esclavos, se considera que los que leen lo mejor es quitarles un ojo y el único negro de la plantación que sabe leer, Cicero (Ji-Tu Cuumbuka), enseña a los demás, y cuando alguien es descubierto con un libro, el castigo resulta más brutal, porque su acto es peor que el hecho de fugarse o insultar al amo.Un film a valorar y recuperar.