You are currently viewing A Joan Fontaine

A Joan Fontaine

A Joan Fontaine . 15/12/2013.
In Memoriam.
“Anoche soñé que volvía a Manderley, me encontraba ante la verja pero no podía entrar, porque el camino estaba cerrado. Entonces, como todos los que sueñan, me sentí poseída de un poder sobrenatural y atrevesé como un espíritu la barrera que se alzaba ante mí.”
“Rebeca”(1940) de Alfred Hitchock
Joan Fontaine, Lawrence Olivier, Judith Anderson.
Comentada en varias ocasiones esta obra maestra de Hitchcok, su primer trabajo en USA. Como la mayoría de su cine podría y puede dar para un análisis en profundidad y un cine forum de largo recorrido. El uso del lenguaje cinematográfico por parte del “maestro” es máximo. 
Nos remitiremos a la mansión y a su protagonista femenina , la sin nombre Señora de Winters. 
Toda la primera parte del film la mansión esta filmada como si tuviese vida y preservara su dueña ya fallecida. Ella y el ama de llaves son las defensoras de Rebeca . Sombras constantes , ventanas que siempre están cerradas , incluso a veces se ven dos sombras ,pasillos tenebrosos , escaleras oblicuas y luz de claro oscuros amenazante y axfisiante contra la nueva ama. Objetos personales de Rebeca en la habitación, cuadros de ella vigilantes..
Ella además siempre aparece en la parte izquierda del encuadre, los cineastas sabemos que ese lado es menos importante que el derecho , siempre a su derecha el ama se llaves o su marido amenazantes. 
Hitchcock filma a la Fontaine empequeñienciendola. En tomas largas y planos generales , el resto de personajes importantes aparecen en planos más cortos o medios . Aumentando su presencia ante ella. 
Solo el fuego purificador cambiará esa estructura . Sus dos grandes enemigos : el ama de llaves y la mansión de Manderley ya no existen , han muerto , se han extinguido . Puede respirar y crecer. Se amplía su figura , se engrandece su estado de ánimo.

“Nunca podremos volver a Manderley, ésto es seguro. Pero algunas veces, en mi sueños, vuelvo allí, a los extraños días de mi vida, que para mí empezaron en el sur de Francia…”
Joan Fontaine realiza una soberbia interpretación que le valdría una nominación al Oscar que ganaría Ginger Rogers por la mediocre “Espejismo de amor” y Hitchock seria nominado por primera vez y a lo largo de su carrera lo fue otras veces , pero nunca obtendría la estatuilla dorada. 
“Solo hacia películas de suspense” : dijeron. La ceguera y la ignorancia campaban a sus anchas.

Joan Fontaine y Judith Anderson
oan Fontaine , Alfred Hitchcock y Lawrence Olivier en el centro de la imagen con parte del equipo técnico
Joan Fontaine y Lawrence Olivier.
next arrow
previous arrow